Martes, segundo día del Triduo

Paula Montal no se conformó con ser catequista, sino que buscó enseñar a las niñas a leer y escribir y pronto abrió las puertas de su casa para recibirlas gratuitamente… no quiere guardarse para sí lo que ella aprendió! Esta acción la lleva a seguir aprendiendo y a dedicar tiempo a su propia formación… empieza a dar pequeños frutos la semilla que plantó Dios en su corazón… Hasta que escucha la noticia que en Figueras, un pueblo cercano, se necesitan Maestras para abrir una escuela de niñas… allí viaja con su amiga Inés y, en un humilde palomar, pequeño y abandonado, nace la primer escuela que marcará el camino para todas las mujeres que en el tiempo siguieron su ejemplo hasta hoy.

En este segundo día del Triduo de pedimos a Jesús, por intercesión de Santa Paula Montal…

– Que bendiga las escuelas de la Congregación, especialmente a sus docentes.

– Que nos descubramos parte del sueño de Madre Paula y honremos su memoria haciendo de la educación un lugar de transformación…

– Que multiplique las vocaciones a la vida religiosa escolapia y bendiga en abundancia a las Madres que mantienen vivo el carisma fundacional.

Comments are closed.

newspaper templates - theme rewards