Meditación del 10 de noviembre

Escrita por Pbro. Luis A. Zazano

Evangelio según San Lucas 17,7-10.

El Señor dijó:
«Supongamos que uno de ustedes tiene un servidor para arar o cuidar el ganado. Cuando este regresa del campo, ¿acaso le dirá: ‘Ven pronto y siéntate a la mesa’?
¿No le dirá más bien: ‘Prepárame la cena y recógete la túnica para servirme hasta que yo haya comido y bebido, y tú comerás y beberás después’?
¿Deberá mostrarse agradecido con el servidor porque hizo lo que se le mandó?
Así también ustedes, cuando hayan hecho todo lo que se les mande, digan: ‘Somos simples servidores, no hemos hecho más que cumplir con nuestro deber’.»

Hacer lo que debo hacer.

1)Servir: el servicio implica humildad y silencio. No tenés que andar con un megáfono ni con un parlante para hacer las cosas. Juga de callado y hacé con mucha humildad la ayuda que debas hacer. Porque el servicio sana el alma y la reconforta. Te recuerda que muchas veces te ahogas en un vaso de agua cuando otros tienen un tsunami en sus vidas. El servicio sana, pero no sana a quien sirves sino a vos, porque te alimenta el corazón.

2)Con amor: lo que hagas, aunque sea lo más simple y pequeño hacelo con amor. Sabiendo que en las cosas pequeñas uno se santifica y construye en su vida. No es en grandes cosas donde se logran cambios, sino en lo pequeño de cada día. Lo que hagas hoy, hacelo con amor y sin quejas. Búscale la vuelta a tu día y no dejes que nada te amargue el día. Hoy vos podés hacer mucho bien.

3)Hacer: no seamos personas de mucho hablar y poco hacer. Seamos más concretos y menos vuelteros. Si de algo nos quejamos es de esa burocracia que mata a la caridad. Sé simple y concreto y lo que debas hacer, hacelo. Porque las excusas son excusas. Aquí tenés un camino de lucha diaria y tu gran enemigo sos vos mismo. Lucha contra vos y vencerás con el servicio sencillo.

Fuente: https://misionerosdigitales.com/author/pbro-luis-a-zazano

Comments are closed.

newspaper templates - theme rewards