Meditación del 12 de octubre

Escrita por Pbro. Luis A. Zazano

Evangelio según San Lucas 11,29-32.

Al ver Jesús que la multitud se apretujaba, comenzó a decir: «Esta es una generación malvada. Pide un signo y no le será dado otro que el de Jonás.
Así como Jonás fue un signo para los ninivitas, también el Hijo del hombre lo será para esta generación.
El día del Juicio, la Reina del Sur se levantará contra los hombres de esta generación y los condenará, porque ella vino de los confines de la tierra para escuchar la sabiduría de Salomón y aquí hay alguien que es más que Salomón.
El día del Juicio, los hombres de Nínive se levantarán contra esta generación y la condenarán, porque ellos se convirtieron por la predicación de Jonás y aquí hay alguien que es más que Jonás.

Los signos de Dios.

1) Apretujaba: hoy apretamos a Jesús, pero no lo tocamos. Pedimos que haga milagros y cosas, pero nos cuesta una relación con Él. Es casi que muchos lo tomamos como un Aladino, como que frotamos la lámpara y luego le pedimos deseos. Nuestra relación es distinta, es una espiritualidad, una relación y un camino en donde caminamos con Él.

2) Exigencias: somos muy exigentes y pedimos más de lo que nos pueden dar o capaz que sos autoexigente, y buscas siempre exigirte más de tus límites. Fíjate si sos una persona que exige más de lo que puede. Capaz que un punto de tu angustia sea ese motivo de exigir demasiado o exigirte demasiado.

3) Conversión: es el camino de uno mismo, es cambiar de caminar. Hoy te recuerdo que vos también podés cambiar. Sí se puede cambiar y lo podés lograr. No tengas miedo de cambiar y lograr sacrificar aquello que no te permite llegar a tu felicidad y a cumplir tu misión en esta vida.

¡Feliz día de la Virgen de Pilar!

Fuente: https://misionerosdigitales.com/author/pbro-luis-a-zazano

Comments are closed.

newspaper templates - theme rewards