Meditación del 23 de septiembre

Escrita por Pbro. Luis A. Zazano

Evangelio según San Lucas 9,1-6.

Jesús convocó a los Doce y les dio poder y autoridad para expulsar a toda clase de demonios y para curar las enfermedades.
Y los envió a proclamar el Reino de Dios y a sanar a los enfermos,
diciéndoles: «No lleven nada para el camino, ni bastón, ni alforja, ni pan, ni dinero, ni tampoco dos túnicas cada uno.
Permanezcan en la casa donde se alojen, hasta el momento de partir.
Si no los reciben, al salir de esa ciudad sacudan hasta el polvo de sus pies, en testimonio contra ellos».
Fueron entonces de pueblo en pueblo, anunciando la Buena Noticia y curando enfermos en todas partes.

El poder del cristianismo es el servicio.

1) Convocó: es Jesús quien llama y envía, pero siempre en comunidad, nunca solos. Somos una Iglesia que está llamada a ser familia y a compartir el andar de vida. No podemos cortarnos y hacer nuestro propio ranchito. No podemos ser individualistas, por eso el sacerdote, incluso cuando celebra solo la misa dirá «el Señor esté con ustedes» porque reza por todos y junto a todos. En estos tiempos que nos tocó asumir una virtualidad luchemos por no caer en una individualidad, hoy ¿vos sos una persona individualista?

2) Sanar: estamos llamados a sanar. Muchos están heridos y golpeados por este año que nos tocó, personas que no entienden cómo seguirá su vida. Hoy somos la cruz roja espiritual. Salimos a socorrer en la fe, pero no bombardeando con doctrinas y llenándolos con libros del catecismo. Debemos curar desde la cercanía, encarnando (haciendo carne) el Evangelio. Mostrando actitud de cercanía y de compasión. Mira sino al Padre Pio en su día, él sanaba y misericordeaba porque cuando a la vida la ves desde la cruz tu mirada cambia mucho y su vida era una cruz.

3) Permanecer: en este tiempo capaz que no hay que ser locos en tomas de decisiones, sino ser estables y buscar la estabilidad en tu vida. No andes en millones de cosas que luego termina explotando tu cabeza. Aprende a terminar una cosa antes de abrir otra. Sé más ordenado en tu modo de pensar para que luego ello se manifieste en tu modo de hablar.

Fuente: https://misionerosdigitales.com/author/pbro-luis-a-zazano

Comments are closed.

newspaper templates - theme rewards