Meditación del 25 de noviembre

Escrita por Pbro. Luis A. Zazano

Evangelio según San Lucas 21,12-19.

Jesús dijo a sus discípulos:
«Los detendrán, los perseguirán, los entregarán a las sinagogas y serán encarcelados; los llevarán ante reyes y gobernadores a causa de mi Nombre,
y esto les sucederá para que puedan dar testimonio de mí.
Tengan bien presente que no deberán preparar su defensa,
porque yo mismo les daré una elocuencia y una sabiduría que ninguno de sus adversarios podrá resistir ni contradecir.
Serán entregados hasta por sus propios padres y hermanos, por sus parientes y amigos; y a muchos de ustedes los matarán.
Serán odiados por todos a causa de mi Nombre.
Pero ni siquiera un cabello se les caerá de la cabeza.
Gracias a la constancia salvarán sus vidas.»

Perseguida.

1) Los primeros cristianos: uno de los puntos que me encanta es la historia de la Iglesia. Especialmente los primeros cristianos. Ver cómo vivían en un mundo donde no estaba Dios pero ellos pusieron a Dios. Hoy también podemos ser perseguidos, y lo somos. Pero contamos con más de 2000 años de experiencia y aquí continuamos, por el simple hecho de que esta obra es de Dios y no de los hombres. Reconocemos como Iglesia los logros y los errores que cometimos, pero seguimos en este mundo para lograr ser mejores personas y poner paz a un mundo tan golpeado.

2) Las posiciones: creo que como Iglesia supimos enfrentar los golpes y problemas. Vos, también en tu vida es necesario que asumas tus errores y problemas. Que sepas que afrontando se esclarece y ocultando se patea el problema o se oculta, pero el problema sigue. Hoy mira el todo de tu vida y enfrenta las cosas con todo lo que implica.

3) Pax: era lo que siempre buscaron los cristianos. Incluso en el Coliseo de Roma, que para nosotros los católicos es importante ya que allí murieron muchísimos cristianos con amor a Dios y, por sobretodo, con grandes milagros. Hoy quiero pedir por los católicos de Egipto, de Medio Oriente y de la zona de Asia, en donde son tan perseguidos y calumniados. Creo que la Iglesia Católica de occidente no dimensiona la persecución que hasta hoy recibe la Iglesia Católica de oriente. Pidamos por nuestros hermanos y demos gracias a Dios por tantos santos que dieron y dan la vida por Cristo.

Fuente: https://misionerosdigitales.com/author/pbro-luis-a-zazano

Comments are closed.

newspaper templates - theme rewards