Meditación del 29 de marzo

Escrita por Pbro. Luis A. Zazano

Evangelio según San Juan 12,1-11

Seis días antes de la Pascua, Jesús volvió a Betania, donde estaba Lázaro, al que había resucitado.
Allí le prepararon una cena: Marta servía y Lázaro era uno de los comensales.
María, tomando una libra de perfume de nardo puro, de mucho precio, ungió con él los pies de Jesús y los secó con sus cabellos. La casa se impregnó con la fragancia del perfume.
Judas Iscariote, uno de sus discípulos, el que lo iba a entregar, dijo:
«¿Por qué no se vendió este perfume en trescientos denarios para dárselos a los pobres?».
Dijo esto, no porque se interesaba por los pobres, sino porque era ladrón y, como estaba encargado de la bolsa común, robaba lo que se ponía en ella.
Jesús le respondió: «Déjala. Ella tenía reservado este perfume para el día de mi sepultura.
A los pobres los tienen siempre con ustedes, pero a mí no me tendrán siempre».
Entre tanto, una gran multitud de judíos se enteró de que Jesús estaba allí, y fueron, no sólo por Jesús, sino también para ver a Lázaro, al que había resucitado.
Entonces los sumos sacerdotes resolvieron matar también a Lázaro, porque muchos judíos se apartaban de ellos y creían en Jesús, a causa de él.

Lunes Santo

1) María: es la referencia de quien se encuentra con Jesús, que se siente perdonado por Dios. No es de esas puritanas que se golpean el pecho, sino más bien esa persona que se sabe pecador perdonado y que ve desde allí a sus hermanos. Es lo que te toca a vos y me toca a mí. Hoy estamos llamados a ser esas Marías que alaban a Dios por sentirnos misericordeados.

2) Judas: hoy vemos esta figura, la del interesado, la de esa persona materialista que incluso lo usa a Dios como amuleto de quiniela. Este Judas puede ser vos y yo, que estamos con signo plata en todo, incluso con Dios. Somos esos medidores y hasta medimos la cantidad de nafta que hemos de gastar para ir a misa y desde allí discernimos si nos conviene o no.

3) Los pobres: hoy sería bueno que pienses qué obra de caridad podés hacer en tiempo de Pascua. Desde preparar una comida y darle a alguien, como el de visitar un asilo de ancianos. Cuántas cosas lindas podemos ser.
Hoy necesitamos cristianos en acción. ¿Te animas?

Fuente: https://misionerosdigitales.com/author/pbro-luis-a-zazano

Comments are closed.

newspaper templates - theme rewards